DESDE MI ESCAÑO

En este blog puedes ver varias cosas: algunas de mis intervenciones que considero más relevantes por el tema tratado en la Asamblea de Madrid como diputado, algunos artículos de opinión que pienso pueden resultar interesantes desde el punto de vista político, otras iniciativas de distinto tipo que promuevo e igualmente puedes ver publicado mi VIDEOBLOG.

El VIDEOBLOG se llama DESDE MI ESCAÑO y en el cual trato de reflejar las cosas que de forma cotidiana veo como Diputado en la Asamblea de Madrid del Grupo Parlamentario Socialista. Reflejo lo "no parlamentario" y como trato de mostrar lo que yo veo y oigo. Siempre intento algo importante: yo no salgo. Bueno, saludo al principio pero nada más. ;-)


Son tiempos de austeridad y por ello el blog lo edito con mis recursos y el VideoBlog DESDE MI ESCAÑO lo realizo con la ayuda de la cámara y el audio de mi teléfono móvil y lo monto con un programa sencillo: iMovie de mi ordenador Mac.








lunes, 27 de abril de 2015

¿EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS?


¿EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS?
Reflexión sobre las encuestas en Madrid, el PSOE y la izquierda en general
            


Estos días la prensa (El País y eldiario.es) publican dos encuestas importantes sobre y para Madrid: para la Asamblea de Madrid y el ayuntamiento de la capital.. La primera encuesta publicada por  El País suele ser siempre esperada y bien valorada porque proviene de la organización empresarial madrileña (ceim) y tradicionalmente, es de las mejor elaboradas y con una trayectoria que permite hacer análisis. La segunda publicada por eldiario.es nos ofrece unos datos similares en su esencia. Con las dos podemos sacar algunas reflexiones.

En líneas generales nos dicen a fecha de la encuesta que el PP sufre un descalabro tremendo, el PSOE baja, irrumpen PODEMOS y CIUDADANOS, desaparece UPyD e IU se encuentra en la cuerda floja. Nadie tendría mayoría absoluta y se barajan distintas opciones de coalición, donde la novedad (siempre según esta encuesta) es que el PP no podría sumar con CIUDADANOS para lograr tener gobierno.

Hay que considerar que las encuestas tiene su dificultad este año, y mucha. Aparecen por primera vez y con fuerza nuevos partidos lo cual impide aplicar criterios de recuerdo de voto, voto oculto,…

Pero demos por válidas las encuestas para entrar a valorar el momento. Las cifras exactas pueden variar, y seguro que lo harán. Hace tan solo un mes los datos eran distintos y por ejemplo IU se quedaba fuera de la cámara regional y del pleno municipal. A pesar de que queda un mes para las elecciones autonómica y municipales esta vez las variaciones pueden ser importantes, pero hasta ahora lo que podemos es valorar las tendencias.

Haciendo un análisis político vemos que el PP, en una situación de rechazo social tremenda,  a pesar del “batacazo” sigue siendo el partido más votado., lo cual llama la atención. Pierde la posibilidad de gobernar en solitario y no parece que pueda recuperarla.  El PSM PSOE observamos que sigue ubicándose entre el segundo y tercer lugar, bajando la intención de voto, pero sin llegar a la gran bajada del PP, con mejor resultado en la ciudad de Madrid que en la región. La aparición de los dos nuevos partidos, uno por la derecha y otro por la izquierda, descolocan el tablero y hacen desaparecer o ubicarse en el borde a los partidos tradicionales más pequeños (IU y UPyD).

En una situación tremendamente complicada para la derecha española, la cual había logrado un resultado de práctica hegemonía en las instituciones y lo ha perdido en poco tiempo,  la izquierda aparece fragmentada, una vez más,  y la opción donde se ubican tradicionalmente de forma más cómoda en ideas y posicionamiento todas las capas de la población (según todos los estudios del CIS) es decir en postulados de centro-izquierda y reflejados tradicionalmente en la socialdemocracia, es decir de nuevo el PSOE; no es capaz de recoger el desencanto e ilusionar con un modelo y una capacidad que atraiga con fuerza a los ciudadanos. Dicho de otra forma: los ciudadanos ven el problema, señalan al culpable  pero no encuentran alternativa excepto en los partidos que su principal mensaje es que son distintos y rompen con lo establecido. Esta reflexión, sin encuestas ni datos es la que se comenta en la calle de forma muy mayoritaria.

Partiendo de este análisis quisiera centrarme en el PSM PSOE.

La primera reflexión es clara, el PSM PSOE debería ser capaz de no solamente identificar el problema y las consecuencias sociales de las políticas conservadoras de los gobiernos del PP, no debe ser únicamente el dedo “señalador” de los responsables de los problemas, sino que debe presentar claramente una alternativa, un modelo, unos valores , unos modos y unas ideas que muestren un camino distinto y mejor. La alternativa no puede ser únicamente deshacer lo que hace la derecha: volver a lo público lo privatizado, por ejemplo, que siendo primordial no resulta emocionante por si mismo. Hay que ser capaces de darle valor humano, sentimiento y credibilidad a los análisis las propuestas y los candidatos y equipos que se plantean para ese cambio.

En la federación madrileña del PSOE, el PSM, se produjo hace varias semanas un acontecimiento inaudito en su magnitud y en su importancia desde el punto de vista de la democracia interna de un partido: la destitución desde la estructura federal del candidato, de los órganos políticos y, lo más impactante, la eliminación del Comité Regional como órgano representativo y de toma de decisiones. Nunca había ocurrido algo de esta magnitud y nunca quedó tan poco explicado el motivo (más allá de ser imposible de justificar de forma reglamentaria dentro de los propios procedimientos internos del partido). Se argumentó igualmente la mala situación interna de la federación, aún teniendo en cuenta que esta se encontraba en plena tranquilidad, con discrepancias lógicas entre distintas visiones de la federación y en un proceso de elaboración de programas y de candidaturas. Se argumentó igualmente que la imagen y las expectativas electorales eran muy malas, aún sin tener en cuenta que  otras federaciones tenían expectativas iguales o incluso peores (aunque juzgar por expectativas es un nuevo concepto político de escaso recorrido). Resulta llamativo que un medio, históricamente identificado con los postulados del PSOE, como es El País, realizó una campaña de ataques continuados siempre referidos a la supuesta mala gestión del entonces Secretario General del PSM, Tomás Gómez, en su anterior responsabilidad como Alcalde del municipio de Parla y muy especialmente como consecuencia de los supuestos sobrecostes del tranvía de este municipio. Casualmente, desde el día siguiente a la intervención del Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, sobre Madrid nunca más se ha vuelto a ver algo publicado en El País sobre el tema. Quien ha visto a El País y quien lo ve ahora.



El siguiente paso fue crear una gestora que no ejerciendo como tal se dedicó a actuar como si fuese una comisión ejecutiva y trabajando, principalmente, para aprobar nuevas candidaturas para la Asamblea de Madrid, Ayuntamiento de Madrid y el resto de municipios.
            
La mayoría de la federación pasó por distintas fases: una primera de shock y de mayoritaria estupefacción, posteriormente una situación de valoración sobre si el resultado de esta forma de actuar resultaría positiva para mejorar esas malas expectativas electorales; es decir, se pasó a pensar que “quizás el fin justificaba los medios”, aunque no se compartía lo realizado quizás, pudiese ser que con un nuevo candidato se podría tener un buen resultado para la Comunidad de Madrid y, como consecuencia, una mejora en las expectativas del resto de candidaturas locales. Es cierto que la candidatura de Ángel Gabilondo se percibió como una buena posibilidad de mejora de forma mayoritaria en la federación y el mantenimiento del candidato para la ciudad de Madrid, Antonio Miguel Carmona, era algo lógico y compartido.

Pero ahora pensemos; es cierto que si el objetivo de esta acción o intervención federal sobre una federación (si yo fuese de otro territorio pensaría en lo del refrán de las barbas del vecino…) era mejorar la expectativa electoral y todo ello basado en encuestas, la mayoría de ellas sin ser mostradas, ahora con la dureza de esos cambios y considerando que el principio de que el fin justificaría los medios fuese admisible, el resultado debería de ser mejor; pero las encuestas publicadas en estos días nos demuestra que no es así.  Se le pueden dar las vueltas que se le quiera, pero hay dos cosas ciertas: 30 diputados para la Asamblea de Madrid es menos que los 36 actuales y estar entre la segunda y la tercera fuerza política en medio de la debacle del PP no es precisamente para tirar cohetes, sino para preocuparse.

Como consecuencia de esta situación deberíamos valorar que en estos momentos el resultado (en encuestas) no muestra que el medio adoptado haya sido efectivo; pero, ¿éticamente lo es?



La respuesta para mí, aunque la mejora de expectativa fuese evidente, es que no se puede admitir que el fin justifique nunca los medios. ¿Dónde pondríamos los límites? Si lo consideramos como posible en lo interno, ¿hasta donde lo consideraríamos adecuado en la acción política? ¿es coherente con los valores propios del socialismo e incluso de los demandados por la sociedad?

Incluso deberíamos pensar que si los datos de las perspectivas electorales hubiesen mejorado sobremanera, la percepción ciudadana sobre los cambios hubiesen cambiado mucho la percepción sobre el PSOE como herramienta de cambio y no, quizás como parte de él; ¿estaría justificado igualmente el medio realizado para alcanzar el fin?, la respuesta debe ser igual de contundente: no. No pueden existir peros o límites a la oposición ética a tal afirmación, el fin nunca puede justificar los medios empleados, de tratar de buscar una justificación estaríamos valorando que la política puede pensarse y llevarse a cabo desde una visión ética que podríamos llamar maquiavélica. Maquiavelo y ética son incompatibles.

 La izquierda en general y muy especialmente la socialdemocracia debe lograr que los valores, las ideas de justicia, equidad, igualdad y fraternidad sean no solamente un sueño o una aspiración sino una realidad; hay que transformar las ideas en realidades y ese camino debe ser recto y coherente, sino ni merece la pena ni será posible lograr nada, excepto quizás lograr el poder de forma temporal, pero nada más. El poder no es ni debe ser un fin, el poder compartido debe ser el medio para lograr la traslación de las ideas en realidades, ahí si tiene sentido y coherencia que los medios nobles y basados en valores darían valor y realidad al fin, de eso se trata.  Valores, personas y ganas no faltan, solamente falta voluntad y eso es a veces un recurso escaso.
                


3 comentarios:

  1. Maravilloso artículo. 100% de acuerdo. Que pena de gran diputado se pierden los madrileños.

    ResponderEliminar
  2. Excelente reflexión política. La lealtad al proyecto socialista exige respeto a los principios y valores, las Primarias son señas de identidad del PSOE.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Dani y Amparo. Hay momentos en los que no decir claramente lo que uno piensa es participar con lo criticado.

    ResponderEliminar